Hotel Marketing Argentina

Es cierto que muchas veces nos vemos tentados a obtener resultados a corto plazo, más cuando la competencia es muy fuerte, pero este pensamiento también tiene sus riesgos en el marketing de contenidos y aquí te mostramos algunos fallos importantes.

El primero es errar en la orientación de los contenidos. Los vendedores muchas veces, toman decisiones sobre la estrategia de marketing de contenidos y mezclan tácticas sobre la base de lo que es popular, y lo que son conjeturas. Blogs, libros electrónicos, boletines y contenido en redes sociales son muy populares pero cabe preguntarse ¿en base a qué?

Sin una investigación previa sobre quiénes y cómo son los clientes a los que apuntamos, realizar cualquier tarea carece de sentido. El SEO aplicado sólo a la búsqueda de palabras claves y la publicación sistemática de contenidos en blogs y redes sociales, nos posicionará en el corto plazo, pero si pretendemos permanecer, no lo debemos hacer si no queremos que los usuarios pasen por alto lo que podemos ofrecer.

En segundo lugar tenemos la promoción de nuestros contenidos. Es importante no sólo crear el contenido sino también promocionarlo correctamente en comunidades y canales de distribución, para ampliar así el alcance y el compromiso. El error de muchos vendedores es diseñar algo atractivo en cuanto a contenidos e iniciar el viaje en Twitter, blogs y social bookmarking. Esto es que el vendedor inicia la construcción de la red al mismo momento que la promueve.

El camino correcto es armar la red antes de comenzar a hacer promociones. Debemos comenzar ya la participación, y no una vez que tengamos el contenido a promocionar listo, o nuestro alcance será ínfimo. Identificar comunidades, blogs y plataformas, y comenzar a interactuar con ellas, nos permitirá dar señales de valor y credibilidad. Así, una vez que debamos ejecutar una promoción, tendremos una red detrás que nos ayudará a explotarla.

Como tercer error frecuente podemos mencionar la creencia que el marketing de contenidos es una campaña individual. Como el SEO, es un compromiso que debe tener seguimiento. No e inicia y detiene en un momento determinado, sino que con seguridad, requerirá una serie de esfuerzos en varios canales y comunidades, donde deberemos aplicar diferentes objetivos y tácticas, en un esfuerzo continuo.

El no reutilizar el contenido es otro error frecuente y el cuarto en nuestra lisa. Crear contenido original necesita talento y hacerlo a largo plazo, requiere además un trabajo arduo, con lo que se vuelve esencial la planificación de reutilizar el contenido. Hay muchas formas de hacerlo aunque la más frecuente es tomar varios artículos relacionados y compilarlos en uno. Pero no debemos confundirnos pues reutilización no quiere decir publicar dos veces.

Para finalizar la lista de errores, el no utilizar el SEO podemos tomarlo como el quinto. La creencia que el uso de palabras claves podría contaminar el texto y con ello, perder calidad, no es exclusiva. Se pueden aplicar sin necesidad de ser reiterativos pero además, el SEO no va sólo de tags, sino que hay una serie de acciones que pueden realizar para ayudar a los motores de búsqueda a rastrear, indexar y clasificar nuestro contenido.

Código, arquitectura, enlaces internos, tags, señales sociales entre otras, son sólo algunas de las cosas que si están en perfecta armonía, nuestro posicionamiento será el esperado. No pensemos que el SEO es malo, pues si aplicamos las técnicas white- hat, no tendremos ningún problema en aprovecharlo.

Vea el articulo original aqui.